Archivo

Posts Tagged ‘Discípulo’

¿Qué es Bautismo?

Martes 5 marzo 2013 Deja un comentario

baut

 

Significado del Bautismo

 

Como hemos visto, en las Escrituras no encontramos ninguna evidencia que acredite la teoría tan popular de que el bautismo es un testimonio público de fe, que debe realizarse unos cuantos meses después de su conversión. Por el contrario, hemos visto que muchos se bautizaban sin que hubiese otros testigos y también vimos que en la mayoría de las ocasiones, se realizaba inmediatamente después del arrepentimiento, reconociendo a Jesucristo como Señor de sus vidas.

Entonces, descartando lo anterior, veamos según las Escrituras qué es el bautismo?

 

  • Ro 6.3-8

«¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;»

 

  • Col 2.12

«sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.»

 

  • Ga 3.27

«porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.»

 

Siguiendo esta base escritural tenemos que el bautismo no es un simbolismo, como muchos enseñan. Antes, es un hecho espiritual real y concreto. Si el acto se realizara sin fe, sin el reconocimiento del Señorío de Jesucristo y sin el necesario arrepentimiento de haber vivido independiente de Dios, entonces sería menos que un simbolismo. Pero realizado en fe y arrepentimiento, es un hecho real espiritual.

 

El Bautismo es muerte y sepultura. También es resurrección y es ser revestido de Cristo.

 

Al ser sumergidos en las aguas del bautismo, somos bautizados en Cristo, somos sumergidos (bautizados) en la muerte de Cristo. Somos sepultados juntamente con Él. Para muerte de nuestro viejo hombre. El viejo ser que estaba viciado y corrompido (Ef 4.22), que estaba en delitos y pecados. Éramos hijos de desobediencia, vivíamos según los deseos y la voluntad de la carne, éramos hijos de ira (Ef 2.1-3). Ese viejo hombre es sepultado en el bautismo.

«Nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.»

El Bautismo también es resurrección. Para que «andemos en vida nueva». Somos nuevas criaturas (2 Co 5.17), seres espirituales nacidos del Espíritu (Jn 3.5-6). Somos «resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos».

Y también como bautismo significa inmersión, somos sumergidos en Cristo, somos revestidos de Cristo (Ga 3.27).

 

Para Perdón de los Pecados

 

Siguiendo la misma línea de enseñanza, nos es más fácil ver que las Escrituras nos instruyen que el bautismo no es meramente un simbolismo, sino que es para perdón de pecados.

 

  • Hch 2.38

«Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.»

 

  • Hch 22.16

«Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.»

 

  • Mt 3.5-6

«Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados

 

Definitivamente el bautismo no es un simbolismo y un acto público. Antes bien, es necesario para el perdón de los pecados, es parte del proceso del nuevo nacimiento, es por eso que en la iglesia primitiva no se demoraban en ser bautizados.

 

 

Es un Mandamiento para Salvación

 

  • Mr 16.16

«El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.»

 

  • Hch 2.38

«Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.»

 

  • Hch 10.48

«Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús.»

 

  • Hch 22.16

«Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.»

 

 

Es necesario para ser un discípulo

 

  • Mt 28.19-20

«Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.»

 

  • Ga 3.27

«porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.»

 

Primero fe y Arrepentimiento

 

Deberíamos destacar el orden establecido por Dios, es necesario que la fe y el arrepentimiento antecedan al bautismo. Primero fe y arrepentimiento, luego el bautismo. Felipe le dijo al eunuco: «si crees… puedes ser bautizado». Y el Señor dijo: «el que creyere y fuere bautizado, será salvo».

 

  • Hch 8.35-38

«Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús. Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó

 

  • Mr 16.16

«El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.»

 

  • Hch 2.38

«Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.»

 

El mandamiento es primero arrepentíos, luego bautícese cada uno…

 

 

firmne

 

 

 

 

Arrepentimiento

Lunes 4 febrero 2013 Deja un comentario

Arrepentimiento

.

Jesús predicaba el arrepentimiento no como una opción, sino como un mandamiento. Nunca predicó: “quieres aceptarme en tu corazón?”, su exposición terminaba con un mandamiento: “arrepentíos”. Este arrepentimiento es un cambio radical de vida.

.

Jesús Predicaba el Arrepentimiento

 

Juan el Bautista predicaba el arrepentimiento para entrar al reino de Dios (Mt 3.1-2).  Igualmente Jesús comenzó su ministerio anunciando esto mismo. 

 

  • Mt 4.17
«Desde entonces  comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.»

 

  • Mr 1.14-15
«Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. »
  • Mt 11.20
«Entonces  comenzó a reconvenir a las ciudades en las cuales había hecho muchos de sus milagros, porque no se habían arrepentido»

 

  • Lc 13.1-5

« Arrepentíos o pereceréis»  

 

 

Los 12 discípulos lo predican

  

  • Mr 6.12
«Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen.»
 
 

Es Necesario Predicar el Arrepentimiento

 

  • Lc 24.46-47
«Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el  arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.»

 

Jesús anunciaba un solo Evangelio y este era el del reino de Dios, no predicaba otra cosa. La proclama del evangelio del reino de Dios contiene el arrepentimiento. Concretamente, el arrepentimiento para con Dios es indispensable para entrar al Reino. No hay nuevo nacimiento sin arrepentimiento.

  

  • Hch 2.38
«Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.»

 

  • Hch 20.20-21  

 

«… y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. »
 

 

Es Un Mandato

 

En el reino de Dios, el arrepentimiento no es opcional, es un mandato. Este debe obedecerse si se quiere entrar al reino de Dios y ser parte de la familia de Dios.

 

  • Hch 17.30
«Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan»

 

  • Hch 3.19
«Así que,  arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio»
 
 

firmne

 

 

 

Algunas Funciones de los Discípulos

Martes 27 noviembre 2012 Deja un comentario

  • Ef 4.16
«de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.»
 
 

 Destaquemos brevemente algunas de las funciones de los discípulos:

 

  •  Cada discípulo debe ser formado y estar ubicado en el cuerpo con relaciones firmes y definidas para desempeñar su ministerio.  (bien concertado y unido…)

 

  • Cada discípulo es importante y tiene una función (según la actividad propia de cada miembro)

 

  • Cada discípulo ha recibido de Cristo al menos un don (1 Co 12.7)

 

  • Cada discípulo tiene el ministerio de trabajar en la edificación del cuerpo de Cristo: ganar, discipular, relacionar  (se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro)

 

  • Cada discípulo es un obrero del Señor  (tiene una actividad propia que le pertenece)

 

  • Cada discípulo tiene una misión que cumplir (Mt 28.18-20)

 

«Todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.» Co 2.19  

 

Todos los discípulos deben estar firmemente relacionados, nadie debe quedar solo. Estas, son relaciones personales definidas. Es una relación de compromiso mutuo. Jesús se relacionó con doce, y aún entre ellos había tres (Pedro, Jacobo y Juan) con los que tenía una relación más profunda y cercana. Pasaba más tiempo con ellos que con el resto de la gente.

 

 

 

 

Categorías:Discipulado Etiquetas: ,

Cinco Características de un Discípulo

Viernes 9 noviembre 2012 Deja un comentario

 

Haciendo un rápido repaso a las Escrituras destacamos cinco características básicas de un discípulo de Jesucristo.

 

1.    AMA A JESÚS MAS QUE A TODAS LAS COSAS 

 

Lc 14.25-27

«Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.»

 

 

2.    RENUNCIA A TODO LO QUE POSEE 

 

Lc 14:33

«Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.»

 

 

3.    VIVE LA PALABRA DE JESÚS 

 

Jn 8:31

«Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos»

 

 

4.    AMA A TODOS COMO JESÚS AMÓ 

 

Jn 13:34-35

«Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.»

 

 

5.    LLEVA FRUTO 

 

Jn 15:8

«En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos

 

 

 

 

 

 

 

 

Sujeción Mutua

Lunes 30 julio 2012 Deja un comentario

Relaciones  2

Siguiendo con el tema de las relaciones interpersonales firmes y definidas en el cuerpo de Cristo, tenemos que decir que estas no son opcionales, sino que de la misma manera que en el cuerpo humano es imposible que un miembro crezca y se desarrolle fuera del cuerpo o sin estar bien concertado y unido por medio de coyunturas y ligamentos, así es en la iglesia, el cuerpo de Cristo.

Es importante que cada hermano tenga uno o dos iguales en sujeción mutua con quienes forme un equipo

 

  • Ef 5.21
«Someteos unos a otros en el temor de Dios.»
 
  • Ez 37.7
«…y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso.»
 
 

Jesús envió a los discípulos de dos en dos

 

  • Mr 6.7
«Después llamó  a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos.»

 

  • Lc 10.1
«Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir.»

 

La obra de Dios se hace en base a relaciones firmes las cuales significan:

1.   Relaciones personales definidas.

2.   Relaciones comprometidas.

 

Algunos Ejemplos

 

Jacobo, Pedro y Juan: Conformaban un equipo inseparable, muy cercanos al Maestro, juntos experimentaron cosas muy profundas. (Mr 9.2, Mt 26.37,  Mr 14.33).

Pedro y Juan: Hch 3.1, 4, 11,  4.13, 19,  8.14

Bernabé y Saulo: Hch 11.25, 30,  13.2, 7,  

Pablo y Bernabé: 13.43, 46,  14.12, 14,  15.2, 12, 22, 25, 35

Bernabé y Juan Marcos: Hch 15.37, 39

Pablo y Silas: Hch 15.40,  16.19, 25, 29,   17.4,  17.10,   

- en Listra suma a Timoteo, Hch 16.1-3,

- se suma Lucas en Troas, Hch 16.10, 17,  21.1, 8

Silas y Timoteo: Hch 17.14-15,  18.5

Pablo con Aquila y Priscila:  Hch 18.1-2,  18.18

Timoteo y ErastoHch 19.22

Gayo y Aristarco: Hch 19.29

Pablo, Lucas y Aristarco: Hch 27.1-2

Pablo y Timoteo: 2 Co 1.1,   Fil 1.1,  Col 1.1,  Fil 1.1,  

- con Silvano, 1 Tes 1.1,  2 Tes 1.1

Pablo y Sóstenes:  1 Co 1.1

 

Dos que se ponen de acuerdo

 

Hay un principio espiritual vivencial muy profundo en la unidad de dos discípulos.

 

  • Mt 18.19-20
«Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.»

 

Dos que se ponen de acuerdo, no es meramente dos que están juntos. Aquí habla de una unidad absoluta. La palabra que traduce “ponerse de acuerdo” es la misma raíz de sinfonía. Habla de armonía, de un acuerdo total. 

 

  • Ecl 4.9-12
«Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero hay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.»
 
 

David y Jonatán

 

  • 1 Sam 18.1
«Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo.»

 

  • 1 Sam 18.3
«E hicieron pacto Jonatán y David, porque él le amaba como a sí mismo.»

 

 

 

 

 

 

 

Categorías:Discipulado Etiquetas: , , ,

La Misión: Hacer Discípulos

Martes 26 junio 2012 Deja un comentario

La misión que Cristo nos encomendó a la iglesia toda está muy bien descripta y con muchísima claridad en Mateo capítulo 28, versículos del 18 al 20.

«Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.»
 
 

El Cristo resucitado se había aparecido ya algunas veces a sus discípulos y durante ese tiempo les completó la visión y la enseñanza acerca del Reino de Dios (Hch 1:3). De esta manera una vez más les declara que le ha sido dada toda autoridad en los cielos y en la tierra. Es por esta autoridad que nos encomienda que completemos la obra que él mismo comenzó, que vayamos y hagamos discípulos a todas las naciones.

 

  • El Propósito de Dios es:

- Que todos los hombres sean discípulos de Cristo.

- Que cada discípulo sea formado a la imagen de Cristo.

- Que todos los discípulos sean una verdadera familia. 

- Que la comunidad de discípulos sea un factor de cambio en la sociedad.

 

Ya tenemos el «Qué», veamos el «Cómo».

 

La Estrategia:

 

El Discipulado como la estructura básica de edificación. No las reuniones, no las células, ni siquiera los grupos pequeños, sino el discipulado personal.


  • Predicar el Evangelio del Reino. Esto es fundamental.

Debemos aprender a predicar el mismo Evangelio que predicaba Jesús y los apóstoles, no el que se predica hoy. 


  • Enseñar todas las cosas que Jesús mandó.

Un cuerpo concreto y completo de enseñanzas. Debemos tener una visión clara y global de todo lo que hay que enseñar. Esto es más práctico que teórico. Básicamente, el sermón del monte y unas pocas cosas más… 

Dios no nos envió a salvar almas, sino seres humanos completos. Se trata de salvar hombres aquí y ahora, que sean salvos de su vana manera de vivir, la cual recibieron de sus padres y que aprendan en todos los aspectos de su vida humana a caminar con Cristo Jesús.


  • La Unidad a través de relaciones firmes.
«de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro…» Ef 4:16
 
«Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.» 1Co 1:10

«Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa.» Fil 3:16

 

 Estos pasajes no son una utopía, es la expresa voluntad de Dios para nuestras vidas. 


  • Los Ministerios (APEPM, Ef 4:11) completan las enseñanzas mas profundas.

Perfeccionan a los santos, para que los santos hagan la obra del ministerio. Ponen el fundamento de la fe, cuidan que se mantenga la sana enseñanza y transmiten visión a los santos, dan dirección sobre lo que hay que edificar. 

 

La Obra del Ministerio

 

Es la función y responsabilidad de todos los santos hacer la obra del ministerio (obrar en el servicio), que nos fue encomendado por nuestro Señor Jesucristo: «y haced discípulos.»

La obra del Señor es sencilla. No es para algunos pocos encumbrados, teólogos y filósofos de la religión. La pueden hacer personas sin letras, los que son como niños. 

«En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.» Mt 11:25-26

 

Todos los miembros funcionando.

«... se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro…» Ef 4:16
 

En el cuerpo de Cristo no hay ningún miembro ocioso ni estéril, todos funcionan. Y de esta manera: 

«todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí [...] recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.» Ef 4:16
 
«hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo» Ef 4:13
 
 

Los hombres nos hemos caracterizado por complicar las cosas y hacerlas mas difícil, sobre todo aquellos que desean puestos de poder y renombre. Pero gracias a Dios que nos ha dado la solución a esto: Jesucristo. 

«Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.» Mt 11:29-30
 
 

 

 

 

 

¿Qué es Discipulado?

Miércoles 6 junio 2012 Deja un comentario

Discipulado se refiere al proceso y a la forma en que enseñamos “todas las cosas” (Mt 28:20)

 
«enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes.» Mt 28:20 NVI
 

El pecador se ha convertido, se ha hecho discípulo de Jesús. Ahora, es preciso discipularlo, o sea, enseñarle, a que guarde (no simplemente que sepa) todas las cosas que nos enseñó Jesús. No es enseñar para que sepa, es enseñar a obedecer.

Hacer discípulos significa formarlos, guiarlos a la madurez y comisionarlos, para que ellos hagan lo mismo con otros.

Hacer Discípulos es formación de vidas. Es formación del carácter a la imagen de Jesucristo. 

 

Formación de Vidas

  • Ro 8:29
«Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.»
 
  • Ga 4:19
«Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros»
 
  • Col 1:28-29
«a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;  para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.»
 

- Anunciar a Cristo

- Amonestando a todo hombre

- enseñando a todo hombre

- a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre

Para lo cual:

- trabajo, luchando según su potencia (la cual actúa poderosamente en mi)

Hacer discípulos es anunciar a Cristo, Amonestar, Enseñar con sabiduría, para presentarlos perfectos en Cristo Jesús.

 

Ser Ejemplo de vida

En el discipulado enseñamos con la Palabra y con el ejemplo.

  • Fil 4:9

«Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.»

  •  Mt 11:29
«aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón»
 
  • 1 Co 11:1
«Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.»
 
  • Fil 3:17
«Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros.»
 

El verdadero discipulado es ven y ve; como yo lo hago también hazlo tu. Pues entonces, no solo es dar enseñanza teórica sino es mostrar con el ejemplo.

  • Mt 7:16-20
«Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.»
 

El que es un discípulo lleva fruto de discípulo. El que es religioso lleva fruto de religioso. El que es…

  • Tes 1:6
«Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo»
 
  • 2 Tes 3:7
«Porque vosotros mismos sabéis de qué manera debéis imitarnos; pues nosotros no anduvimos desordenadamente entre vosotros,»
 
  • 2 Tes 3:9

«no porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis»

También el apóstol Pablo exhorta a Tito y a Timoteo, dos de sus discípulos a que ellos mismos sean ejemplo para los hermanos, tanto a los jóvenes como a los mayores.

  • Tit 2:7
«Presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras»
 
  • 1 Ti 4:12
 «Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.»
 

 

El Modelo Jesús

  • Lc 6:40
«El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.»
 

Estuvo con ellos. Pasó tiempo con los discípulos. Ellos vie­ron donde vivía, que hacía. Durmió y comió con ellos. Los llevó en sus viajes ministeriales.

  • Jn 1:35-39
«El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos. Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios. Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús. Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras? Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.»
 
  • Mr 3:14
«Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar»
 

Jesús…

…Les enseñó con ejemplo de vida. Les mostró el camino de la santidad, un carácter apropiado. Les enseñó la humildad, mansedumbre, paciencia, templanza, etc.

…Les dio ejemplo de acción. Jesús nunca iba solo, llevaba a sus discípulos para que aprendieran en el camino.

…Les encomendó tareas

…Los entrenó ministerialmente. Los envió a predicar, ense­ñar, sanar, etc. Luego eran corregidos, instruidos, alentados y perfeccionados.

…Los equipó espiritualmente. Les enseñó a orar, a depender de Dios, a ser guiados por el Espíritu Santo a operar en los dones del Espíritu.

…Les enseñó a trabajar en equipo. En unidad.

…Los amó y confió en ellos. No era paternalista.

 

Conclusión

Pues entonces, hacer discípulos no es meramente un programa, sino vida. Definitivamente no podemos hacer de una persona que sea un discípulo tan solamente con un encuentro de una hora por semana. Hacer discípulos es pasar tiempo juntos, hacer cosas juntos, ir a diferentes lugares juntos, y siempre en todos los casos siendo modelo, dando ejemplo de vida. Cómo te comportas, cómo reaccionas, cómo te relacionas, etc.

Los discípulos no se forman por programas sino por relaciones. Jesús llamó a los doce para que estuvieran con él. Sus vidas ser­ían transformadas por estar con él. Los discípulos se forman en las relaciones interpersonales y sinceras. Aprendamos del ejemplo práctico de Jesús y sigamos su camino.


  • 3 Jn 1:4
«No tengo yo mayor gozo que éste, el oír que mis hijos andan en la verdad.» 
 
 
 
 
 

Hacer Discípulos: La Misión (la estrategia)

Miércoles 16 mayo 2012 Deja un comentario

  • Mt 28:18-20
«Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.»
 
 

Hacer Discípulos no es la “Gran” Comisión, como reza el titulo de nuestras Biblias Reina Valera de 1960. Hacer Discípulos es “La Misión”. Es la estrategia fundamental establecida por el Señor para realizar el Proyecto Eterno de Dios.

¿Discípulos o Creyentes?

Veamos en el Nuevo testamento cómo se llamaba a los seguidores de Jesucristo y cuántas veces aparece cada una de esas palabras:
  • Discípulo (gr. Mazetes) 250 veces
  • Creyente 12 veces
  • Cristiano 3 veces
  • Santos 60 veces
  • Convertido ninguna
  • Evangélico ninguna



Algunos confunden llamando discípulos únicamente a los doce apóstoles, escogidos por el Señor para ser las columnas fundamentales de la iglesia de todos los tiempos. Esto nos trae, inconscientemente, la idea de que hay dos niveles de seguidores de Cristo: los creyentes y los mas consagrados, entre los que están los apóstoles. Pero veamos que dicen las Escrituras al respecto, ¿Hay otros discípulos aparte de los 12?:

  • Mt 27:57 Jn 19:38 «José de Arimatea, que era discípulo de Jesús»
  • Lc 6:13 «llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos»
  • Lc 19: 37 «la multitud de los discípulos»
  • Jn 6:66 «Muchos de sus discípulos volvieron atrás»
  • Hch 6:1-2,7 «Crecía el número de los discípulos»
  • Hch 9:19 «Y estuvo Saulo… con los discípulos que estaban en Damasco»
  • Hch 11:26 «A los discípulos se les llamó cristianos por primera vez»
  • Hch 21:16 «Mnasón, de Chipre, discípulo antiguo»

 

Entonces, a todos los seguidores de Jesús se les llamaba discípulos. Y en las epístolas se utiliza mas la palabra ‘santos’.

.

¿Qué es un Discípulo?

  • Uno que aprende, un aprendiz (aprendedor)
  • Uno que esta dispuesto a hacer todo lo que Cristo manda.
  • Uno que aprende y pone en práctica todo lo que aprende.
  • Uno que se sujeta a su Maestro.
  • Lc 14:26-27
«Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.»
 
  • Lc 14:33
«Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo
 
  • Mr 8:34-35
«Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.»
 
  • Se niega a si mismo
  • Toma su cruz
  • Es un seguidor de Jesús
  • Pierde su vida por causa de Cristo
  • Ama a Dios sobre todas las cosas
  • Reconoce a Jesucristo como el Señor de su vida
  • Se sujeta: al Señor y al cuerpo
  • Permanece Jn 8:31
«Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos»
 
  • Ama a sus hermanos Jn 13:35
«En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.»
 
  • Lleva fruto Jn 15:8
«En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.»
 
  • Uno que hace discípulos: se reproduce, se multiplica.


Un discípulo de Cristo es uno que cree todo lo que Cristo dice y hace todo lo que Cristo manda.

En la iglesia primitiva no había dos estratos o categorías entre los discípulos. Nunca hubo una casta mas alta de los discípulos y otra menor de los creyentes normales. Delante de Dios todos somos iguales. En el pueblo de Dios todos deben ser discípulos, todos deben ser obreros.

Jesús nunca nos envió a hacer creyentes, ni nos envió a invitar a la gente a las reuniones, ni siquiera nos mandó a plantar iglesias. Nos envió a hacer discípulos.

.

.

Categorías:Discipulado Etiquetas: , ,

¿Creyentes o Discípulos?

Lunes 23 enero 2012 1 comentario

Hacer Discípulos – 4b

En muchos casos es de suma importancia las definiciones semánticas, pues esto ayuda a entender mejor lo que verdaderamente queremos decir, o mejor dicho, lo que Dios quiere decir en su Palabra. De esta manera tendremos mayor claridad a la hora de edificar.

Tal es el caso que no pocos consideran que en la iglesia hay dos niveles, los salvos creyentes y los discípulos que son como mas consagrados. Dicho de otra manera, evocando divisiones dentro de la iglesia, mayormente en la época oscura de la Edad Media, la prole y la plebe. Concepto que sin darse cuenta de ello la iglesia evangélica también ha heredado hasta nuestros días.

Las Escrituras nunca hacen esta división. Dios nunca hace esta división. En primera instancia, todos somos iguales delante de Dios, pues Él no hace acepción de personas. Por supuesto, hay diferentes funciones, pero todos somos iguales delante de Dios. No hay unos que sean más grandes o más importantes en el Reino de Dios. Antes bien Jesús nos enseñó que el que quiera ser primero en el Reino deberá ser siervo de los demás.

«Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.» Mt 20:26-28
 

Algunos también confunden discípulos con apóstoles. Los doce eran discípulos que a su vez eran apóstoles. Eran los únicos apóstoles pero no eran los únicos discípulos. Discípulo es un seguidor que aprende, que está en sujeción a su Maestro, alguien que Cree todo lo que Jesucristo dice y hace todo lo que Cristo manda. Un apóstol es un discípulo igual que los demás pero con una función especifica delegada por el mismo Maestro.

En el Reino de Dios no hay una elite de pastores, profetas y apóstoles mas consagrados, separados de los creyentes laicos menos consagrados. No hay una casta sacerdotal, somos todos sacerdotes. Todos los discípulos de Jesucristo somos real sacerdocio (1 Pe 2:9).

Dios en su Reino no tiene niveles sociales religiosos. De la misma manera que no existen unos como muy arriba, tampoco existen otros muy abajo. Es decir, Dios no tiene salvados que cantan himnos los domingos, dan ofrendas y después viven como quieren. Erramos pensando que hay un sector de personas salvas que son creyentes menos comprometidos.

Veamos entonces qué enseñan las Escrituras acerca este tema en cuestión. El termino discípulo se emplea en los evangelios y en el libro de los Hechos para referirse a los convertidos, a los seguidores de Jesús. La palabra discípulo aparece en el Evangelio de Mateo 71 veces. En Marcos 46 veces. En Lucas 37. En Juan 78 veces. Y en Hechos de los Apóstoles 29. En total 261 veces. En Hechos 11:26 dice que a los discípulos se les llamó por primera vez cristianos en Antioquia.

En las epístolas y en Apocalipsis no se encuentra el termino discípulo, sino mas bien se les menciona como santos y hermanos.

Pues entonces, entre los primeros seguidores de Jesucristo y entre la iglesia primitiva, ni creyentes ni tantos cristianos, mejor discípulos o santos y hermanos.

~

Categorías:Discipulado Etiquetas: ,

Características de un Discípulo

Jueves 23 junio 2011 Deja un comentario
Hacer Discípulos – 4

Es de suma importancia saber qué es un discípulo para conocer con mayor claridad lo que Cristo está demandando de cada uno de nosotros. Y en segundo lugar para saber qué es lo que debemos edificar en otros. Dos pasajes centrales de las enseñanzas de Jesús nos traen claridad al respecto.

«Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.» (Mr 8:34-35)
 
«Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.» (Lc 14:26-27)
 

Jesucristo no vino a la tierra centrado en el hombre y sus necesidades, sino en su Padre y la necesidad de cumplir el Propósito Eterno de Dios. De esta manera no predicó un evangelio de ofertas para atraer a mayor cantidad de gente. Más bien todo lo contrario. Exclusivamente sus sermones y enseñanzas estaban cargados del Evangelio del Reino de Dios. Aun con su propia vida hablaba y ministraba el Reino. Lo hacía con tanta claridad y con tanta sencillez que aun los niños y pescadores sin mucho estudio podían entenderlo. Los que no entendían eran los religiosos de la época acostumbrados a programas y rituales. Teólogos y sabios encasillados en sus propias estructuras y tradiciones.

Merece la pena destacar que Jesús nunca nos envió a hacer creyentes, ni nos envió a invitar a la gente a las reuniones. Nos envió a hacer discípulos. Desde el comienzo del ministerio de Jesús y en épocas de la iglesia primitiva lo normal era que los seguidores comprometidos con el Maestro eran discípulos comprometidos. Recién «a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía» (Hch 11:26). Tampoco había dos estratos o categorías entre los creyentes, nunca hubo una casta más alta de los discípulos y otra menor de los creyentes normales. Delante de Dios todos somos iguales. En el pueblo de Dios todos deben ser discípulos, todos deben ser obreros.

Características de un discípulo de Jesucristo.

  • Un discípulo es uno que aprende, es un aprendiz. No es un alumno o estudiante que se sienta a escuchar, es alguien que sigue a su maestro y aprende lo que ve y escucha de él y luego lo imita. Aprende mientras practica.
  • Un discípulo de Jesucristo es alguien que se niega a sí mismo.
  • Es alguien que toma su cruz cada día.
  • Es un seguidor de Jesús.
  • Es alguien que pierde su vida por causa de Cristo.

«Que estima todas las cosas como pérdida con tal de ganar a Cristo» Fil 3:8.

  • Ama a Dios sobre todas las cosas y sobre todas las personas. Aun su propia vida pasa a segundo lugar.
  • Un discípulo es alguien que reconoce a Jesucristo como el Señor de su vida.
  • Es alguien que se sujeta a su Señor.
  • Alguien que permanece en Cristo y en su Palabra.

«Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.» (Jn 8:31-32)

  • Es alguien que ama a sus hermanos.

«En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.» (Jn 13:35)

  • Es alguien que lleva fruto, es fructífero.

«En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.» (Jn 15:8)

  • Un discípulo es uno que hace discípulos que hacen discípulos. Se reproduce, se multiplica.
  • Un discípulo de Jesucristo es alguien que cree todo lo que Cristo dice y hace todo lo que Cristo manda.

«No puedes ser un discípulo sin cargar la cruz»

~

Categorías:Discipulado Etiquetas:
%d personas les gusta esto: