Inicio > Discipulado > Enseñanza en el Discipulado

Enseñanza en el Discipulado


100076r

La vida nueva en el reino de Dios no tiene nada que ver con rituales y tradiciones religiosas. Recordemos que la iglesia primitiva no tenía Biblia, ni seminarios teológicos. Muchos de los hermanos no tenían, ninguna o poca, educación académica. La enseñanza siempre debe ser sencilla, como para niños, que todos puedan entenderla y ponerla por obra. Tampoco debe ser algo confuso y vago. La didaké en el discipulado es concreta, es un paquete determinado de enseñanzas, que se puede volver a repetir, fácil de aprender y de transmitir a otros. Enseñanzas concretas a la hora de Hacer Discípulos. Todo el consejo de Dios, que mencionó Pablo y todas las cosas que Jesús ha  mandado.

  • Hch 20:27

«…porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.»

 

  •  Mt 28:20

«…enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;»

 

Todo el Consejo de Dios

Contiene el fundamento de nuestra fe. Quién es Jesucristo, su obra en la cruz y su exaltación, su señorío. Su regreso. De igual manera contiene las enseñanzas básicas  de Jesucristo, acerca de cómo debe ser nuestra nueva vida en el Reino de Dios. Gran parte de esta enseñanza la encontramos en el sermón del monte, Mateo capítulos 5, 6 y 7.  Es poner en práctica sus mandamientos, entre ellos también cumplir con la misión que Él nos entregó.

Nunca estas enseñanzas tienen un marco académico, ni requieren un alto grado de comprensión o inteligencia. No es para los que pretenden ser sabios y entendidos, sino para personas sencillas, que son como niños en cuanto a fe y obediencia.

 

  • Mt 11.25-26

«En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.»

 

La Sencillez del Evangelio

 

El Evangelio y toda su enseñanza es y debe permanecer en su sencillez. No es con sabiduría humana, sino con la gracia, con el poder y la sabiduría de Dios. En mucha sencillez.

 

  • 2 Co 1.12

«Porque nuestra gloria es ésta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros.»

 

  • 1 Co 2.1-5

«Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.»

 

Los que no se mantienen en la sencillez del Evangelio, constantemente están murmurando y cuestionando, en desacuerdo con todo o pretendiendo saberlo casi todo. Fácilmente critican con apariencia de piedad y espiritualidad. Los discípulos que son sencillos se destacan por su fe y su obediencia.

 

  • Fil 2:14-15

«Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo…»

 

firmne

 

 

 

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: